la frase del momento

"¿No es la cerveza la bebida de la sinceridad, el filtro que disuelve toda hipocresía, toda la comedia de los buenos modales, e incita a sus aficionados a orinar sin pudor y engordar con despreocupación?"

M. Kundera


lunes, 22 de enero de 2007

Nuestra musa

Nuestra musa es una ninfa que frecuenta nuestra calle con horarios más o menos irregulares. En nuestros ratos de dispersión que, como es público y notorio, son frecuentes, la buscamos con la mirada desde la ventana, experimentando un espontáneo gozo cuando la encontramos. Nuestra musa tiene un carácter arrollador y, para que negarlo, poco discreto que llena nuestra ventana y llama nuestra atención. Sus andares son toda una presentación. Es una jovencilla de cuerpo frágil y delicado que contrasta con su carácter y su actitud provocadora y desafiante, todo ello perfectamente cerrado por su rostro. Su rostro está marcado por la sabiduría de la calle. Facciones duras,descuidado, hubiese hecho las delicias de un artista expresionista. Su prominente frente, su nariz aguileña, sus afilados pómulos que ocultan sus todavía infantiles mejillas y sus finos labios, por no hablar de la larga coleta que recoge una negra y grasienta melena lacia, acompañan perfectamente el carácter aguerrido de la mocita. Ciertamente, os lo aseguro, puede llegar a dar miedo.

La cuestión es que experimentamos una extraña mezcla de fascinación y curiosidad por ella. Seguimos sus movimientos y nos preocupamos por ella cuando una mañana no asoma. Como una madre abnegada, nos inquietamos pensando qué tipo de imprevistos la pueden haber hecho ausentarse. Por ello cuando la vemos repartir su desparpajo al día siguiente nos embarga una sensación de tranquilidad y armonía que nos hace gozar aún más de su presencia.

Con todo, ignoramos todavía su actividad. Por su porte y actitud habíamos llegado a especular que pudiera llevar cierto papel preponderante en alguna de las empresas habituales de la zona. Pero no descartamos y es la hipótesis que más fuerza está adquiriendo, que tenga diversificada su actividad. Seguiremos observando.

Hoy está particularmente hiperactiva y ciertos movimientos desacompasados hacen pensar que hoy ha buscado sol lejos del nublado cielo de enero. Que una panda de ángeles de la guarda la cuiden.

1 comentario:

el salvatore ese dijo...

Lo vuestro es enfermizo... y se pega... le estoy empezando a coger cariño yo también... q desastre!