la frase del momento

"¿No es la cerveza la bebida de la sinceridad, el filtro que disuelve toda hipocresía, toda la comedia de los buenos modales, e incita a sus aficionados a orinar sin pudor y engordar con despreocupación?"

M. Kundera


jueves, 12 de julio de 2007

Gintonic en reducción

* Energía: 32,90 kcal
* Proteínas: 1,85 g
* H.C.: 4,25 g
* fibra: 0,00 g
* Ácidos grasos saturados: 0,00 g
* Ácidos grasos monoinsaturados: 0,00 g
* Ácidos grasos poliinsaturados: 0,00 g
* Colesterol: 0,00 mg
* Ca: 31,45 mg
* Fe: 0,00 mg
* Zn: 0,00 mg
* Vitamina A: 3,70 µg
* Vitamina C: 63,60 mg
* Ácido fólico: 11,10 µg




Por cortesía del Señor Sanz, que, al igual que toda una intelectual de la talla de la Barbie, lee la wikipedia, colgamos esta básica, a la par de elegante información. Con todo, nos aventuramos a ofrecer otra sugerencia de presentación que, a parte de resultar mucho más entrañable, es, sin lugar a dudas, mucho más acorde al piso franco.

Salud y gintonic.

5 comentarios:

Sergio Sanz dijo...

Se entiende que esos datos son para 20 cl de preparación.

El Gin-tonic suele tomarse a partir de la tarde, pero también sirve como desayuno. Eso no lo dice la Wikipedia, lo digo yo, que también uno tiene sus opiniones. Cualquier dia de estos lo pongo en la Wiki (y a ver que pasa).

Salud! Hic!

Alberto (de paseo, of course) dijo...

Ahi, ahi, ese gintonic sin parangon en el mundo del cocktelismo.
Y es que lo que mola ahora es un buen punto metilico (mas alla del coma etilico, k esta pasado de moda), como dios manda, copon.

Saoirse dijo...

Me acabáis de joder, bueno, más concretamente me has jodido tú, Sergio, que parece que la idea ha sido tuya...y es que yo me dejé el güisqui por el gin tonic pensando que era menos calórico....

Energía: 32,90 kcal

Eso no se hace,coño, eso no se hace...

Feliz verano y feliz gin tonics.

Roig dijo...

Triste cuando se acaba la ginebra a la vez que la tónica y se tiene que pasar uno al vodka con limón... ¡Qué se le va a hacer! ¡Salud!

Roig dijo...

Curioso deje el suyo, si me permite la osadía, apreciada Saoirse.

Examinando la distribución estadística (oh, sí, esa bella disciplina) de las temáticas de este blog en relación con los comentarios que suscita, me impacta la comparecencia casi impulsiva ante los posts dedicados a la depravación, el ocio etílico, los avatares convivenciales y lo mundano del ser vivo. Y lo peor es que... ¡lo celebro!

Por muchos posts que dure.