la frase del momento

"¿No es la cerveza la bebida de la sinceridad, el filtro que disuelve toda hipocresía, toda la comedia de los buenos modales, e incita a sus aficionados a orinar sin pudor y engordar con despreocupación?"

M. Kundera


lunes, 6 de octubre de 2008

El Robe, Karl Marx y la conciencia de clase.



Volvemos gustosos sobre dos temas que son de nuestra predilección: El Robe, ese hombre (por no caer en el tentador latinajo) y artista y la conciencia de clase, ese básico concepto que tanto le debemos a Marx y, recordemos, tan denostado está. Como ya hemos apuntado, o cuanto menos insinuado en otras ocasiones, con mayor o menor claridad y acierto, el extremeño ha construido en torno a su banda un universo de libérrimo individualismo basado en una iconografía de la marginalidad, con mayores o menores cotas de originalidad y sinceridad, en las cuales no entramos, ya que no nos la damos de biógrafos (y ni ganas). El caso es que el personaje construido u ofrecido en su obra (como otros grandes artistas, como, por ejemplo, Charles Bukowsky, en otras ocasiones tratado en este espacio) nos permite entrar en la dualidad entre el hombre y el artista, en esta ocasión a través de una entrevista en la que se nos muestra al hombre desgajado del artista.

Resulta interesante la entrevista que hemos sacado vilmente del youtube porque nos muestra sin pudor la conciencia de clase del artista. Quizá nos sorprenda a muchos el posicionamiento sobre la "piratería musical" del autor de Pepe Botika o Estado Policial, pero ponerse a hacer una exégesis de la obra para juzgar su coherencia sería convertirse en una especie de censor hipócrita. Los posicionamientos se juzgan a través de la solidez de los argumentos.

Como decíamos, nos llamaba la atención la cándida transparencia con la que nos muestra su conciencia de clase. Marx decía con esa elocuencia que le caracterizaba, aquello de que no es la conciencia del hombre la que determina su ser, sino, por el contrario, el ser social es lo que determina su conciencia. No cabe duda, El Robe no nos habla como el marginal que no es, sino como el músico profesional que es y defiende sus intereses de clase, con mayor o menor soltura. La cuestión es que, como tal vez diría Marx, los avances digitales agudizan la lucha de clases entre profesionales de la música y usuarios dentro de una formación social en retroceso como es la construida en torno a las discográficas. Pero eso ya es otra historia.

Como aficionado a la música de Extremoduro lo que me preocupa es que en ese contraste entre la iconografía marginal que había caracterizado a la banda y esa conciencia de músico profesional, se pueda secar su fuente de inspiración. A pesar de que no he escuchado aún el nuevo disco más allá de las pinceladas brindadas en la gira, lo que he podido escuchar, más los largos años de retiro, no resulta alentador. ¿A qué suena, sino, este fragmento? Esperemos que sea el anuncio de una evolución.

5 comentarios:

frggl dijo...

Después de escuchar la entrevista el regusto es amargo, triste, decepcionante... Los temas nuevos después de los adelantos que he escuchado en los dos conciertos se me antojan sinsustancia, descafeinados...Aún así quiero dejar constancia que esta canción en directo, tal y como la escuché la primera vez en un concierto, me proporcionó un momento mágico en el cual tal y como dice la canción "se rompió la cadena que ataba el reloj a las horas, se paró el aguacero ahora somos flotando dos gotas". Y así sucedió, durante un segundo paró el aguacero y se unieron dos gotas. Momentos así sólo te los da un grupo de la talla de Extremoduro.

Me queda el consuelo de que seguirán ofreciéndome momentazos, aunque no estén siempre al cien por cien.

Gaztetxea dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Gaztetxea dijo...

"me la suda el mercado" pero se caga en los que se bajan discos

"hubiera sido muy duro tener que hacer cosas que no me apetecían, como tocar sin ganas" Qué bonito

A este gilipollas se le ha olvidado que la mayoría de grupos que dice que ahora no salen adelante porque no tienen gran volumen de ventas de discos, nunca han vivido, como él, de las rentas, sino del directo.
De hecho la música ES la interpretación EN VIVO; la grabación de la misma se originó como mero refuerzo o recuerdo de los directos, que es donde los buenos músicos demuestran su valía, no arropados por talentosos músicos de estudio a sueldo y por sofisticadísimos programas informáticos que modifican a placer los sonidos obtenidos tras 20 repeticiones de la misma estrofa.
Además, con las grandes discográficas, pongamos que, si un disco cuesta en el mercado 20€, para el artista irá como muchísimo, y teniendo un contrato de superestrella, 1 o 2€; otra parte parecida, a la grabación y costes directos de la producción del disco; el resto va a intermediarios (discográfica, representantes, etc) y promociones.
Sin embargo, en un concierto normalito, es donde un grupo normalito puede ir sacando unos durillos para cubrir gastos. Si eres tan chorizo como el robe, petando pabellones con entradas a más de 20€, te sacas para jubilarte.

Después de sacar punta de manera gratuita a lo que me ha parecido bien, lo único gracioso: la valla publicitaria justo detrás suya publicitando el Hotel Cañada Real. Ilustra a la perfección el contraste que decías, el marketing estudiado disfrazado en la marginación social, que tanta pasta le ha dado.

Una muestra de salida de tono de la "estrellita" del rock:

http://www.diariodeburgos.es/noticia.cfm/Ribera/20080921/extremo/duro/820740FB-1A64-968D-597A0F6AB2AB3533


Por cierto, pondría el enlace a descarga directa del último disco, pero no quiero que el subnormal éste se acuerde de mi madre, y él y su colega el ramoncín llamen a la guardia civil para que vengan a meterme un puro.

Con la de buenos momentos que me han dado sus canciones pirateadas...

Jacobino irredento dijo...

... Entonces descubrió que se está muy bien tocándose los cojones y que haría lo que fuese por mantenerlo, que ya tiene una edad. Así se construye la conciencia de clase. Lo que pasa es que una especie de justicia poética le ha secado la inspiración y jiñado debe hacer lo inconfesable por exprimir la rata. Posiblemente si fuese un pelín más inteligente podría explorar formas de ganarse las perras que no resultaran tan hipócritas.

El sátiro del Raval dijo...

"Me declaro insuficiente y siempre fuera de la ley".

Oye Robe, tú me enseñaste a robar. No pretendas ahora que te pague.

Por cierto, después de escucharlo 35 veces, el nuevo disco no me parece tan malo. No diré en público como lo he conseguido, no sea que venga el "estado policial"....